Donde salir de noche en Sevilla

Salir de noche en Sevilla es un exitación, debido a que la localidad “invita” a vivir la calle, a reunirse con amigos… en ello influye bastante el tiempo, es evidente.

LAS ZONAS DE MOVIDA EN SEVILLA

La oferta de ocio y restauración es extensa, por eso seguro encontraras un ámbito afín a tus deseos y en el que consigas sentirte práctico. Si hay un espacio predilecto para salir de fiesta entre los sevillanos, ese es el casco histórico de la región. Además, puedes gozar de su hermosura en alguna de sus terrazas al tiempo que reposar de las altas temperaturas.

Es la situación de la terraza del Hotel EME, donde sus mojitos, su ámbito exclusivo y las privilegiadas vistas de la Catedral lograrán que recuerda la noche hispalense. Alternativa además muy correcta es la terraza del Hotel Inglaterra. Tiene una panorámica de la región increíble. Tendrás la posibilidad de recrearte en el atardecer y en el skyline sevillano con un exquisito cóctel, un plan inmejorable. Si les agradan las alturas, tampoco les decepcionarán las terrazas del Hotel Doña María y el Fontecruz Sevilla Seises. Otra vez con los pies en la tierra, una parada obligada es la Plaza del Salvador, lugar recurrente de actividad social y punto de partida en varios casos.

 

Comenzar la noche ahí en alguno de sus locales es augurio de una enorme noche. Y si eres apasionado de la cerveza no tienes que dejar de conocer la Cervecería Internacional y evaluar algunas de las primeras marcas de todo el planeta. Pero como además hay que comer, y tapear en Sevilla es un arte, puedes pasarte por el Café Universal a por unas bravas, subir la Cuesta del Rosario e ir por unos “montaitos” a La Mina, evaluar las tostas y el provolone del Bar Alfalfa o probar alguno de los caldos con su tapa de La Taberna Águilas. El ámbito nocturno lo vas a encontrar de forma sencilla en La Rebotica o Sopa de Ganso.

Pero si estas buscando algo verdaderamente real, pásate por Garlochí, barroquismo y folklore en estado puro que no deja indiferente a nadie. En la calle Mateos Gagos, frente a La Giralda, están la mitiquísima Taberna El Perejil con su vino de naranja y el bar Las Columnascon sus “montaitos” de pringá. Muy cerquita, en la vieja judería, está un espacio emblemático: La Carbonería. La Alameda de Hércules es posiblemente la región más opción de la región. Tiene una fuerte personalidad y un ámbito artístico-cultural propio. Para picar algo, Casa Ovideo (donde sirven las superiores croquetas de la ciudad),

El Mercado de Feria y Eslava.

Es un sitio fantástico para tomar unas copas al aire libre debido a que todos los locales tienen terrazas en la plaza y si, además deseas escuchar música directamente, puedes ingresar en Naima Café Jazz, La Caja Negra, Fun Club y Malandar. Pero en el caso de que seas un forofo de los 80, 1987 es tu lugar. ámbito totalmente distinto nos da el emblemático vecindario del Arenal.

Desde el modernista Le XIX, en el que además puedes escuchar música directamente, hasta los pubs-discoteca Groucho Bar, Rockefeller y O´Clock, pasando por un tradicional como es The Trinity Coctel Bar & Lounge, coctelería de estilo irlandés correspondiente además al ya citado Hotel Inglaterra. Ponemos dirección al Guadalquivir y llegamos al Recorrido Colón. Los últimos días de la semana desde las 20.00 horas está atestado de pubs y de gente. Dadá y el Kiosco Zaratrusta son dos de nuestras sugerencias. El Mercado Lonja del Barranco, enclavado en una composición de hierro creada por el afamado arquitecto Gustave Eiffel, está muy popular. En el margen izquierdo del río están de igual modo Capote, Chile y el Muelle de Nueva York, todos con una ubicación privilegiada. Cruzando el río llegamos a Triana, donde además hay sensacionales vistas.

Triana y Calle betis

Aquí la reina es la calle Betis y las terrazas de Puerto de Cuba y El Embarcadero, frente a la Torre del Oro, son espacios de lo verdaderamente agradables. Puedes volver a las alturas en Level 5then el Hotel Ribera de Triana o proceder a escuchar flamenco-pop en la Sala Flamenco. Ya en la Plaza de Cuba está Phoenix Pub, una taberna irlandesa que va a ser una correcta alternativa si esa noche hay algún acontecimiento deportivo. No olvides la pinta y los nachos. Si eres de los que se siente el rey de la pistas de baile por las noches, Antique Theatro, localizada en uno de los antiguos pabellones de la Expo 92, pertence a las discotecas más populares de esta forma como su terraza de verano Rosso.

Más céntrico, en los alrededores de la Alameda, la Sala Obbio y la estilosa Holidays son dos must donde tendrás la posibilidad de hallar pop, indie, house o electrónica; y si no deseas salir de la región de la Alfalfa puedes proceder a Tokyo.

Con música más comercial Bilindo, Alfonso y Líbano en el ámbito del Parque de María Luisa, y la futurista Abril en la vecindario de Nervión.

Si cuando desees proceder a la cama es tan tarde que empieza a ser temprano, acércate a por unos “calentitos” al quiosco de la Macarena y tu noche va a existir sido redonda. Viapol y Tablada En la región de Viapol (muy simple de localizar, debido a que tiene colectivo, metro y dentro de poco hasta tranvía (bueno, metrocentro) está la salón Caramelo, la discoteca Wall Street, la sucursal de Bestiario…

En Tablada

(zona “campo de la feria”) frecuenta haber concentraciones nocturnas los últimos días de la semana, de tipo más joven. Y sé que varios se quedan fuera, pero una vez iniciada la ronda, alcanza con preguntar a alguno para llevar a cabo una “ruta fiestera” por toda la localidad.

En Sevilla es muy simple hallar una actividad nocturna, sólo hay que determinar lo que el viajero quiere de cada noche. Bares y discotecas abren sus puertas para recibir a los visitantes con la preferible atención, cada uno dentro de su estilo. Tanto la música flamenca, que es lo que la mayor parte de los pasajeros vienen a buscar, como la más actualizada, tienen su espacio en la entretenida noche sevillana. Para salir de noche en Sevilla, es favorable conocer el vecindario de Santa Cruz o el Arenal, donde la gastronomía andaluza y la atmósfera entretenida se mezclan en la degustación de tapas y en el paso tascas y tabernas. El Vecindario de la Alfalfa y la Alameda de Hércules son los puntos donde se nucléa la civilización “underground” en chicos bares y autenticos salas de baile. Triana es la vivienda de la música flamenca y hay muchos tablaos y locales que reciben visitas desde la puesta de sol hasta altas horas de la madrugada. No obstante, entre junio y septiembre, a lo largo de el verano sevillano, las ocupaciones nocturnas se dispersan hacia las márgenes del Guadalquivir, donde los bares y terrazas se pueblan de gente y ruido. Los locales de baile se llenan hasta entrada la mañana.

(Visitas total 114 veces, 1 visitas hoy)