Las ventajas de ser invisible

Las ventajas de ser invisible

 

En este post hablaremos sobre la visión del libro las ventajas de ser invisible, y de su guión de la perspectiva de un marginado en la sociedad.

 

Las ventajas de ser un marginal. Sinopsis:


Vivir ajeno da una visión exclusiva. Pero siempre llega el instante de ingresar en escena y ver el planeta desde dentro.

Charlie es un chico verdaderamente especial: lee mucho, no sale con amigos ni con chicas y piensa acerca de el planeta desde un criterio muy especial. Su ingenuidad, su incapacidad para tener relaciones comunmente y su extrema sinceridad le crean bastante más de un inconveniente, principalmente en este momento que su exclusivo amigo ha muerto. Comprender a Sam y Patrick, los chicos más populares y vitales del colegio, provocará un giro extremista en su historia que lo sumergirá de pleno en la adolescencia.

 

Opinión sobre las ventajas de ser invisible


En Las virtudes de ser invisible conocemos a Charlie, un chico que comenzó a contar su historia cuando le comenzó a enviar cartas a un irreconocible. En estas cartas Charlie cuenta los cambios que emergen en su historia, cambios enormes que descontrolan a Charlie. Mientras pasan los días observamos como Charlie pasa de ser un marginado a alguien popular ya que entabla amistad con los dos chicos más populares y vitales del colegio, desde ese instante nace una amistad exclusiva que va a proporcionar ayuda a Charlie a ingresar a escena y ver el planeta desde dentro. Y ver el planeta desde dentro lo va a llevar a ofrecer los primeros pasos en todos los puntos tanto sexuales como sociales, fumar marihuana y mentir.
Charlie es un chico particular, Charlie tuvo una vida diferente, él tiene varias cosas en las que reflexionar.

 

Este libro nos muestra a un Charlie completamente irreconocible que comienza a mandarle cartas a un personaje todavía más irreconocible. Observamos como todo el tiempo Charlie pasa por cosas que lo van modificando en la manera de ver el mundo. En un inicio Charlie me pareció un personaje muy raro, diferente, quizás particular que con el paso de las páginas me fue exponiendo que antes como en este momento resulta raro para la mayor parte de la genteel escuchar a alguien comentando seriamente y de manera correcta. Charlie nos muestra a un personaje exclusivo que desde pequeño tuvo que cambiar para intentar ajustarse aunque no lo haya logrado, de pequeño sufre perdidas que lo marcan porque aquellas personas que se van tienen relación mucho con la historia. Con el paso de las cartas Charlie salió convirtiendo en alguien con el que te puedes detectar (algunos), ya que es un chico que lee bastante y sabe bastante ya que al vivir ajeno tiene una visión exclusiva, lo que lo hace mejor es que él ve las cosas y las almacena en su cerebro, no las divulga ni nada, solo las almacena. Charlie tristemente no me gustó en un inicio porque me pareció completamente irreal su forma de ser y eso que este libro se jacta de ser real; la cosa es que Charlie no tiene la posibilidad de tener quince años y ¡no entender nada de la vida! De esta forma, nada. Ese fue mi primer pensamiento hasta que me puse a reflexionar que de todos modos el creador escribió este libro hace bastante en tiempos en los cuales la forma de pensar de la gente era diferente, ahí fue cuando empecé a creer más en el personaje y deje de sentirme tan decepcionado. Poseía que ver a nuestro personaje principal desde diferentes puntos porque hay cosas que tenemos la posibilidad de pasar pero otras que sencillamente no tienen la posibilidad de ser algunas. Como ya dije Charlie tiene la capacidad de ver y guardar toda la información, algo que le va a ser servible y le es servible ya que conoce más intensamenta a la gente sin tener que comentar bastante con ellas, pero ¡eso no le ayuda en las cosas que un chico debe saber! Tiene cero entendimientos en relación a cosas físicas de todo joven y en relaciones, aunque las conozca realmente bien a través de otra gente. Generalmente Charlie es un personaje muy complejo por un lado y real por otro. Varios se sentirán determinados con él, otros varios como yo, no; porque tienen que haber hecho lo que él hace o haber popular a alguien que haya pasado por eso para identificarte y sé que varios pasaron por cosas como el estudiar a fumar, tomar, sentirte excluido y más, pero no todos.

La historia es en primera persona contada con la voz de Charlie. Tiene una narración que me pareció impecable porque Charlie tiene una manera de comentaro de reflexionar que lo deja irse por las ramas (aunque él no quiera) pero de forma simultanea ir al centro del asunto y comentar de manera correcta. Al inicioobservamos cómo Charlie comienza a tener inquietudes y cómo le sorprenden las cosas que aprende hasta tal punto de algo habitual y habitual animarlo con un “¡wow!” que dice bastante, bastante. En este aspecto no tengo peros ya que además me pareció que se cuenta lo justo y no deja de lado cosas destacables(o al menos por lo cual yo me di cuenta). Stephen Chbosky crea una novela con vitalidad en las expresiones y en los individuos. Con cada palabra, especificación y hecho sientes más a los individuos que te dan esta historia que de a poco se regresa asombroso y… habitual.
Todos los individuos excepto uno o dos se resaltan en el libro, pero no hay nadie como Sam y Patrick, ellos al estar tan cerca del personaje principal te demuestran que la vida se debe gozar y no tienes que aguardar a que las cosas pasen ¡tú tienes que lograr que pasen!

El desenlace no sé por qué precisamente pero lo sentí algo precipitado ya que la tercera parte del libro va con tranquilidad contando cada hecho con experiencias, pero en el final todo desemboca y no puedes llevar a cabo nada más que terminar de ojearlo y intentar digerir las cosas porque de todos modos el asunto comienza desde que Charlie cuenta poco de su niñez, precisamente una etapa. No terminé de sentir que la historia me llenara aunque sí tiene un inicio, un desenlace y un final correctos.
Por cierto, que con la portada no pude evadir imaginarme a Emma Watson siempre que leía algo se Sam… eso no es totalmente malo.

Generalmente es un libro lleno de mensajes que en relación del lector va a ser la interpretación. No es un libro que se logre decir “no lo sugiero, es malo” porque cada individuo le va a encontrar lo que lo hace exclusivo de una manera completamente diferente. Por eso es que para comprender a Charlie y su entrada a las vivencias, es requisito que les des tú la posibilidad.
Es un libro que si bien me descontroló, me dejó con una aceptable sensación.

(Visitas total 98 veces, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *